Neumáticos que ahorran combustible

13 abril | 2021 | Goodyear

¿Buscas unos neumáticos que sean eficientes y te ayuden a ahorrar combustible? En Goodyear te enseñamos todo lo que debes tener en cuenta

Hay multitud de factores que intervienen en la seguridad al volante. Sin duda alguna, el mantenimiento correcto de los elementos del vehículo es uno de los más importantes. Y en este caso, si ponemos el foco de atención en los neumáticos, lo estamos poniendo en un factor decisivo que influye en todos nuestros trayectos. No en vano, son el único elemento que está en contacto permanente con el pavimento. Elegir unos neumáticos que proporcionen una buena adherencia es la base para un adecuado comportamiento del vehículo en carretera y para ahorrar combustible. Te lo explicamos.

Con la entrada del obligatorio etiquetado europeo, muchos consumidores comenzaron a familiarizarse con las prestaciones mínimas que deben reunir los “zapatos del coche”, pero todavía muchos españoles desconocen cómo comprar neumáticos seguros y eficientes. El neumático es el responsable del 21% del consumo del vehículo; por tanto, nuestra elección no solo aumenta nuestra seguridad, sino también su vida útil y duración, algo que revierte directamente en nuestra economía.

¿Cómo elegir los neumáticos para ahorrar combustible?

La Unión Europea implantó en 2012 el etiquetado obligatorio de neumáticos con el objetivo de informar al consumidor de la eficacia en el consumo de combustible, la adherencia sobre pavimento mojado y el ruido exterior que se genera.

Resistencia a la rodadura: neumáticos de clase A como referente

El etiquetado clasifica entre neumáticos de clase A (los que tienen mejores notas) y neumáticos de clase G (los que sacan peores resultados). El primer criterio que contempla el etiquetado es la resistencia del neumático a la rodadura; es decir, el esfuerzo necesario que hace el motor para que el neumático siga rodando. Cuanto menor es la resistencia, mayor es la eficiencia. La resistencia a la rodadura es un fenómeno inevitable, por eso los grandes fabricantes de neumáticos se esfuerzan en diseñar compuestos más resistentes a la generación del calor e intentan minimizar la deflexión del neumático y la pérdida de energía.

Si estás buscando neumáticos nuevos teniendo en cuenta el consumo de combustible, debes tener en cuenta la resistencia a la rodadura como un factor en tu decisión. Es importante buscar neumáticos con baja resistencia a la rodadura, ya que esta es uno de los principales elementos que te ayudarán a ahorrar combustible. Para conseguirlo, en la fabricación de los neumáticos se utilizan formulaciones avanzadas de compuestos de caucho y diferentes patrones de la banda de rodadura.

Los neumáticos Goodyear, concretamente la familia EfficientGrip Performance 2, han sido diseñados no solo para tener la nota más alta en el apartado de consumo, sino para ofrecer un rendimiento y una adherencia más que notable sobre pavimento mojado y limitar enormemente la emisión de molestos ruidos, contribuyendo también a reducir la contaminación acústica.

Tanto la resistencia a la rodadura como el peso son dos de los caballos de batalla de la industria de los fabricantes de neumáticos. Goodyear está trabajando en la actualidad en reducir la resistencia a la rodadura en un 40% y el peso de los neumáticos en un 9% para el año 2025 en toda su cartera de productos.

El peso del neumático también influye: más ligeros, menos consumo

Y es que el peso del neumático es otro aspecto a tener en cuenta a la hora de ahorrar combustible. Un neumático más ligero reduce el peso total del coche y va a exigir menos trabajo al motor, traduciéndose en un ahorro importante de gasolina a lo largo de decenas de miles de kilómetros.

Los neumáticos ahorran combustible con la presión correcta

Otro aspecto a tener en cuenta es el de controlar la presión de los neumáticos periódicamente. En el manual del vehículo encontraremos los valores de presión correctos para cada tipo de automóvil. Hay que tener en cuenta que una presión muy baja aumentará el consumo de combustible por la excesiva adherencia al firme. Según un estudio del Departamento de Energía de EE.UU, los neumáticos desinflados pueden aumentar el consumo de combustible entre un 0,6% y un 3%.

Ahorrar combustible

Cuidar tus neumáticos favorece el ahorro de combustible

Ya hemos visto que, a la hora de elegir unos buenos neumáticos, es fundamental fijarse en el etiquetado que nos informa de la eficiencia del consumo y la adherencia de las gomas sobre suelos mojados. De nada nos serviría si no seguimos una serie de pequeñas recomendaciones que harán que nuestros neumáticos duren más, consumamos menos recursos naturales y, de paso, ahorremos unos euros.

Rota las ruedas

Rotar las ruedas es básico para conseguir un desgaste uniforme. Los neumáticos del eje delantero se desgastan de manera diferente a los de la parte trasera; por tanto, al rotarlos estamos alargando su vida útil. Igualmente, un correcto equilibrado no solo es fundamental para nuestra seguridad, sino que prolonga la vida y eficiencia de nuestros neumáticos.

Conduce eficientemente

Pero no todo es mantenimiento: que seamos capaces de llevar una conducción eficiente y cuidadosa, suave, a una velocidad constante, evitando frenazos y acelerones bruscos, garantiza una vida más larga y útil a nuestros neumáticos.

Saber leer los códigos de los neumáticos antes de comprarlos y después hacer un buen trabajo de mantenimiento es una práctica muy útil que nos va a permitir sacar el máximo provecho a nuestros neumáticos desde el punto de vista de la seguridad y ahorrar combustible. Siguiendo estas pequeñas pautas, cuidaremos la mecánica, evitaremos averías y visitas inesperadas al taller.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan