Pit stop y pit lane: ¿qué son? Características, reglas, proceso, y competiciones en las que se hacen

5 enero | 2021 | Goodyear

Pit stop y pit lane son dos términos íntimamente ligados a diversas competiciones automovilísticas. Descubre en qué consisten

El mundo de los deportes, y el automovilismo no es una excepción, se llena a menudo de multitud de términos en inglés que pueden llevar a la confusión si uno no es un experto en la materia. Entre los más usados están el pit stop o pit lane, dos términos relacionados y de gran importancia en el mundo del automovilismo.

¿Qué son el pit stop y el pit lane?

El pit stop es la parada que hacen los coches en boxes (garaje) para repostar combustible, cambiar los neumáticos, o hacer cualquier tipo de reparación o ajuste mecánico. Por su parte, el pit lane es el carril adyacente a la pista principal que usan los vehículos cada vez que necesitan entrar en boxes. Este carril suele correr paralelo a la recta de salida y está conectado por cada extremo a la pista principal. Al final del pit lane hay situado un semáforo que regula la incorporación de los pilotos a la pista.

Las paradas en boxes en las distintas competiciones

Eso significa que cuando los coches de carreras van a hacer un pit stop tienen que entrar en el pit lane. Las paradas en los pits son un elemento fundamental en todas las disciplinas del automovilismo. En la categoría Nascar, el cambio puede llevar más de 10 segundos y solo están permitidos seis mecánicos al lado del coche.  En las carreras de resistencia, como las 24 horas de Le Mans, los tiempos no son tan fundamentales y dependiendo de la prueba se permiten 4 o 5 mecánicos. En las 24 horas de Daytona, prueba reina de la resistencia, solo hay cuatro mecánicos para hacer todo el trabajo: cambiar partes dañadas, neumáticos, limpiar los parabrisas, cambiar el piloto, repostar combustible…Todo ello hace que la parada se pueda prolongar hasta un minuto.

En la Fórmula 1 cada pit stop puede involucrar a hasta 20 personas: tres mecánicos se ocupan de cada rueda, ya que uno quita y pone las tuercas, otro retira el neumático usado y el último lo coloca; otros dos ingenieros se colocan a ambos lados del coche para estabilizarlo, a lo que hay que añadir otros dos mecánicos más para levantar el coche. Si se necesita cambiar el morro se suman otras dos personas más y ya solo faltarían los de apoyo con extintores en caso de incendio. El trabajo en equipo y la sincronización son clave para cambiar las cuatro ruedas en menos de dos segundos.

Pit Stop Silverstone

Evolución de los pit stops en la Fórmula 1

En 2020 se cumplieron 70 años de la disputa del primer Gran Premio de la historia del Mundial de Fórmula 1 y los cambios que se han producido desde entonces son significativos. En la década de los 50 las paradas eran muy diferentes: se podían alargar hasta un minuto, solo había dos mecánicos y las ruedas se quitaban literalmente a martillazos. El pit laneestaba integrado directamente en la pista y no existía un límite de velocidad, la seguridad no era ni una ocupación ni una preocupación.

La primera vez que se empieza a tener en cuenta la seguridad fue tras la tragedia de Le Mans en 1955. El coche de Pierre Levegh salió volando hasta impactar contra una de las tribunas del circuito. Murieron 83 personas y fue un punto de inflexión para incrementar las medidas de seguridad en los circuitos, pero también en los boxes. Se decidió incorporar más personal en los garajes a la vez que la organización y los equipos utilizados mejoraban. En la década de los 60 se hicieron numerosas mejoras en los coches y ya podían acabar la carrera sin parar para repostar. En la década los 70 se consideraba una pérdida de tiempo o incluso una torpeza parar en boxes, pero todo esto cambia en los ochenta, cuando Bernie Eccleston decide promocionar a un joven y desconocido ingeniero sudafricano a diseñador jefe de la escudería Brabham.

Gordon Murray: el estratega de los pit stops

Hasta los 80 siempre se había intentado ser más rápido elevando la potencia de los monoplazas, pero Gordon Murray se dio cuenta que para correr más había que ser más ligero, y que el combustible es un gran porcentaje del peso del auto, además bajó el centro de gravedad y entendió la importancia del cambio de neumáticos para que no se degradaran tanto. La idea funcionó a la perfección y en 1983, Piquet se proclamó campeón del mundo a los mandos del vehículo diseñado por Murray. El sudafricano cambió para siempre la historia de los pit stops: pasaron de ser una simple sustitución de ruedas a tener una importancia decisiva en el resultado de las carreras. En este mismo año, por motivos de seguridad, se prohibió el repostaje y hasta el 93 la vida en el pit lane fue tranquila. En 1994, tras la muerte de Ayrton Senna, se introduce el límite de velocidad para entrar en el pit lane.

En 2010 se volvió a prohibir por última vez el repostaje y esto ha contribuido en la bajada de los tiempos de las paradas en boxes. Desde la temporada pasada se vuelven a oír voces que piden que se vuelva a reintroducir el repostaje. Será interesante ver cómo evolucionan los tiempos en caso de que esto se produzca. Pero, en cualquier caso, pit stop y pit lane seguirán siendo términos muy importantes en cualquier carrera de automovilismo.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan