¿Qué es una chicane o chicán?

15 diciembre | 2020 | Goodyear

Es un término muy usado en las competiciones del motor, pero ¿sabes qué es realmente una chicane o chicán? Te explicamos qué son y para qué sirven

En los circuitos de competición no solo se pone a prueba las prestaciones y la velocidad de los coches que compiten, sino que se valora la habilidad y la pericia de los pilotos que dominan estas máquinas. En este objetivo, las chicanes son un elemento que dicta sentencia y pone a prueba las dotes de pilotaje de los conductores que se enfrentan a ellas.

El término chicane, de origen francés, lo habrás oído en múltiples ocasiones en retransmisiones deportivas, aunque quizás no sepas muy bien a qué se refiere. Pues bien, una chicane es, principalmente, una serie de curvas pronunciadas enlazadas en un circuito cuyo principal fin es reducir la velocidad de los coches que pasan por ellas.

Las chicanes también cumplen una misión de seguridad, pues hacen que los monoplazas o coches de carreras tengan que reducir la velocidad al afrontarlas y, con ello, aminoran las consecuencias en caso de impacto.

Al mismo tiempo, las chicanes favorecen las maniobras de adelantamiento entre los vehículos y gracias a ellas hemos visto espectaculares pasadas de coches con menor potencia, algo que rara vez se puede observar en una recta, donde la velocidad punta es la que marca quién puede adelantar y quién no.

También algunas chicanes han sido fuente de polémica por la cantidad de accidentes que han sufrido los pilotos en las mismas y muchos de ellos han pedido la modificación de su trazado en determinados circuitos, sobre todo en los urbanos.

En cuestión de normativa, por ejemplo, en la Fórmula 1, el vehículo que se salta una chicane atravesándola por fuera del asfalto debe ceder su puesto en carrera en el caso de que hubiese otro automóvil a su nivel, con o sin posibilidad de adelantamiento.

Chicane

Chicanes míticas de los circuitos más conocidos

Albert Park (Australia)

El circuito australiano destaca por sus rápidas curvas y largas rectas, que ofrecen varios puntos que favorecen el adelantamiento. En este circuito los frenos sufren bastante a causa de las constantes frenadas que impiden que se refrigeren adecuadamente. Al mismo tiempo, es un trazado que requiere de una alta carga aerodinámica y un gran talento para superar la complicada chicane de final de recta.

Montreal (Canadá)

El trazado canadiense, bautizado como Gilles Villeneuve, es uno de los más espectaculares de la competición. Consta de largas rectas y peligrosas chicanes, que son los puntos ideales para intentar adelantar a los rivales, aunque sobresale el denominado Muro de los Campeones, una chicane entre la curva 13 y 14.

Spa-Francorchamps (Bélgica)

En este mítico circuito, situado en Bélgica, se encuentra la llamada Eau Rouge, la curva más mítica del mundial de Fórmula 1. Esta espectacular curva debe ser tomada a gran velocidad y afrontar una enorme pendiente en la que solo los pilotos más aguerridos son capaces de no levantar el pie del acelerador. El resto del circuito es bastante rápido y muy exigente, destacando la chicane presente antes de entrar a meta, la segunda mejor zona de adelantamiento del trazado.

Monza (Italia)

El trazado italiano destaca por las chicanes de las curvas 8-9-10, así como la curva parabólica que da acceso a la recta de meta. Son las mejores zonas de adelantamiento del circuito italiano, considerado uno de los trazados más rápidos de la competición.

Autódromo Hermanos Rodríguez (México)

Este circuito, que sirve de sede al Gran Premio de México, es uno de los más recientes en la competición. Llama la atención por sus dos largas rectas con sendas chicanes rapidísimas y, posteriormente, incluye un grupo de curvas enlazadas muy técnicas, entre la curva 6 y la 11, que ponen a prueba la técnica de los mejores pilotos.

Hockenheim (Alemania)

Este circuito alemán ha destacado históricamente por sus chicanes, que los aficionados amaban. No obstante, el trazado de las mismas ha sido modificado con el paso de los años porque han sido escenario de peligrosos accidentes, como el de Jim Clark, en el que perdió la vida, o el de Ayrton Senna.

Mónaco (Mónaco)

El trazado urbano de Mónaco es uno de los más bellos del campeonato de Fórmula 1 y que, históricamente, ha contado con numerosas chicanes para reducir la velocidad de los participantes. Una de las más polémicas se sitúa a la salida del túnel, donde los coches tienen que frenar con fuerza en la estrecha “Nouvelle Chicane”, de izquierda a derecha, y que es, generalmente, el único lugar del circuito donde se puede intentar adelantar.

Como puedes ver, el recurso de la chicane, aparte de ser un elemento de seguridad que provoca que los coches de competición frenen y no acumulen esas velocidades de infarto, suponen un elemento muy útil para medir la técnica de los pilotos y un lugar ideal para adelantar a sus rivales, dejándonos imágenes imborrables de adelantamientos en todo tipo de competiciones, pero sobre todo dentro de la historia de la Fórmula 1.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan