¿Qué ver y hacer en Ávila? Planes para disfrutar de tu visita

11 octubre | 2021 | Goodyear

Si aún no sabes qué ver y hacer en Ávila, te hemos preparado una serie de planes para aprovechar al máximo tu visita a la capital abulense

Apenas a una hora de Madrid, pero también a pocos kilómetros de la Sierra, Ávila es una de las ciudades más impactantes de nuestro país. No en vano, es una de las pocas ciudades del mundo que pueden presumir de contar con una muralla completa que rodea la zona medieval. Pero la capital abulense tiene mucho más que ofrecer: si quieres saber qué ver y qué hacer en Ávila, estás en el lugar indicado.

La muralla

Es el mayor reclamo de la ciudad y uno de los monumentos más reconocibles de toda España. La muralla de Ávila tiene un perímetro total de 2.516 metros, con nueve puertas de acceso y 87 torreones de vigilancia. Fueron los romanos quienes la levantaron por primera vez en el siglo III, pero fue reconstruida 800 años después para reforzar sus defensas. Hoy se puede subir a dos de sus tramos para recorrer desde las alturas un monumento milenario y que es el orgullo de los abulenses.

Muralla de Ávila

Mirador de los 4 postes

Para la siguiente parada en esta ruta por Ávila hay que salir de la muralla por la Puerta de del Carmen en la zona oeste para cruzar el río Adaja y ascender algo más de 500 metros, pero la excursión merecerá la pena. Desde el mirador de 4 postes tendremos las mejores vistas de la ciudad, pero, además, podemos ver los restos de un antiguo humilladero con 500 años de antigüedad. Es, sin duda, la mejor manera de contemplar la muralla en todo su esplendor.

Catedral de Ávila

Volvemos a la zona amurallada para llegar hasta la Catedral, que está adosada a la propia muralla por el lado este. Se trata de un recinto que, en algunas zonas, tiene el aspecto de una fortaleza y que se inició en el siglo XII, convirtiéndose en el primer ejemplo de arte gótico en España. Curiosamente, la Catedral de Ávila está inacabada por cuestiones burocráticas: al estar adosada a la muralla, la UNESCO debe permitir cualquier modificación, pero no se ponen de acuerdo con la Iglesia, por lo que hay una zona tapiada con ladrillo para evitar su deterioro. Pese a todo, es uno de los monumentos más impresionantes que hay en la capital abulense.

Plaza del Mercado Chico

El Ayuntamiento de Ávila se ubica en esta coqueta plaza del centro de la ciudad en la que no faltan sus soportales y edificios centenarios. De hecho, es uno de los lugares más importantes desde el punto de vista histórico, ya que aquí vivieron los primeros pobladores de la ciudad, los Vetones, en el siglo I a.C. y más tarde fue el lugar en el que los romanos establecieron el foro de la ciudad.

Plaza del Mercado Grande

Saliendo de la muralla por la Puerta del Alcázar, la más grande e impresionante de todas las que componen esta edificación, encontramos la Plaza del Mercado Grande. Es el centro neurálgico de la ciudad y ahí se encuentra la iglesia de San Pedro, una de las más antiguas de Ávila. Pero también un edificio diseñado por Rafael Moneo que provocó una enorme polémica en la ciudad cuando fue inaugurado en el año 2003 al creer que rompe con toda la estética de la plaza.

Basílica de San Vicente

El otro gran templo religioso de Ávila, además de la Catedral, es la Basílica de San Vicente, una perfecta obra de estilo románico que está catalogada como monumento nacional desde 1923. A la basílica, construida con la famosa piedra de Villamayor traída desde Salamanca, se le han ido añadiendo algunas partes con el paso del tiempo, lo que se puede ver fácilmente gracias a sus distintas tonalidades.

Basílica de San Vicente

Qué hacer en Ávila

Además de todas estas visitas imprescindibles, Ávila tiene mucho más que mostrar, como el Convento y Museo de Santa Teresa, el Monasterio de Santa Ana, el Monasterio de Santo Tomás, el Torreón de los Guzmanes o los palacios de los Dávila y de los Superunda. Y, por supuesto, te recomendamos recorrer la muralla para ir observando todas las puertas de acceso, algunas de las cuales aún permiten el tráfico rodado.

Pero si hay algo que caracteriza a la ciudad de Ávila, además de su muralla y sus preciosas calles del centro de la ciudad, es su gastronomía. Ir de tapas por la capital es un capricho al alcance de cualquiera: en la mayoría de los bares invitan a una tapa con cada consumición y, además, son de gran calidad y en una gran cantidad. La más típica es la de las “patatas revolconas o meneás“, con torreznos y un toque picante que aporta el pimentón. Pero cada local tiene su especialidad y te recomendamos perderte por las calles y disfrutar de toda la variedad de tapas. Y si tienes ganas de conocer la provincia, nada mejor como una excursión por la Sierra de Gredos para disfrutar de una zona realmente espectacular.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan