¿Qué ver en Ciudad Real? 6 lugares que son visita obligada

11 noviembre | 2020 | Goodyear

Si aún no sabes qué ver en Ciudad Real, en Goodyear te descubrimos la historia y cultura de la ciudad manchega a través de 6 lugares imprescindibles

Ciudad Real es una de esas ciudades con tanta historia a sus espaldas que abruma. Su origen medieval se remonta hasta el siglo XIII, cuando Alfonso X funda la Villa Real, y hoy en día se pueden recorrer aún restos de tantos siglos atrás. Pero Ciudad Real es la villa quijotesca por excelencia, el epicentro de las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza y el lugar que Cervantes puso en el mapa para siempre. Si quieres saber qué ver en Ciudad Real, prepara las maletas porque nos vamos de viaje.

Plaza Mayor

Como sucede en tantos y tantos lugares de la vieja Castilla, toda visita a Ciudad Real debe comenzar por la Plaza Mayor. Es el corazón de la ciudad y ahí se encuentra la Casa del Arco, el antiguo ayuntamiento hasta 1865 y el edificio más carismático, pero también el más antiguo, ya que data del siglo XV. En el año 2005, la ciudad decidió colocar un reloj de carrillón para celebrar los 750 años de su fundación, y en el que aparecen Cervantes, Don Quijote o Sancho Panza cantando una jota manchega a diferentes horas del día.

Pero, sin duda, el edificio que más llama la atención de ‘La Plaza’, como la conocen los ciudadrealeños, es el Ayuntamiento. Es un edificio diseñado por el arquitecto Fernando de Higueras en 1976 y que vino a sustituir a la antigua casa consistorial de 1865. Sin embargo, su estilo casi nórdico generó polémica entre los vecinos desde el mismo momento de su inauguración y, a día de hoy, sigue siendo uno de los edificios más singulares de toda La Mancha.

La historia de la Plaza Mayor hay que entenderla como la del epicentro de la ciudad a lo largo de los últimos ocho siglos. Aquí se han celebrado antiguos mercados, pero también ferias de ganado y muchas otras actividades económicas y culturales. Y ahí está la estatua de Alfonso X el Sabio, el fundador, presidiendo la plaza desde sus aposentos.

Ayuntamiento de Ciudad Real

Catedral de Santa María del Prado

Abandonamos la Plaza Mayor y nos encaminamos a la antigua iglesia de Santa María, hoy convertida en Catedral. Allí encontramos a la Virgen del Prado, la patrona de la ciudad, a quien se dedica el retablo del altar mayor. Pero, además de ser una joya artística del gótico que comenzó a construirse en el siglo XV, se terminó en 1514 y se remodeló en varias ocasiones hasta el siglo XIX, tiene una curiosidad que llama la atención de cuantos visitan Ciudad Real.

Los encargados del templo giran cada noche la imagen de la Virgen y le dan la vuelta en su altar. La razón es que, de esa manera, se puede ver desde el exterior de la Catedral gracias a una ventana que permite observar la parte trasera de ese altar mayor. Por eso, es habitual que las personas creyentes se santigüen cuando pasan por ese lugar a cualquier hora del día. Disfrutar de la Catedral desde los Jardines del Prado es uno de esos lujos para los sentidos que hay que disfrutar en cualquier visita a Ciudad Real.

 

El Parque de Gasset y el Museo Cervantes

Con más de un siglo de antigüedad, el Parque de Gasset es el más grande de la ciudad y, también, el espacio verde más frecuentado por los ciudadrealeños. Ahí encontraremos clásicos de la ciudad como la conocida fuente de La Talaverana, la Cruz de los casados, en homenaje a una pareja de enamorados del siglo XV, o la fuente que recuerda a Rafael Gasset y Chinchilla, el hombre que da nombre al parque y que fue nombrado hijo adoptivo de la ciudad a comienzos del siglo XX por su importancia en la modernización de Ciudad Real.

Además, en el interior de este parque encontramos el Museo del Quijote y la Biblioteca Cervantina. Ahí se puede disfrutar, como no podía ser de otra manera en esta ciudad, de un museo dedicado a la figura del caballero más famoso de la historia de la literatura universal. También se encuentran obras de arte relacionadas de una u otra manera con Miguel de Cervantes y, por si fuera poco, es un museo gratuito abierto todos los días a los visitantes.

Iglesia de San Pedro

Ciudad Real es una ciudad que merece una visita por multitud de razones. Una de ella es la Iglesia de San Pedro, ​el segundo templo en importancia de la ciudad tras la Catedral y una cita imprescindible. Aquí encontramos el sepulcro del capellán de los Reyes Católicos, Fernando Alonso de Coca, y también un retablo del siglo XVIII que impresiona al estar realizado con azulejos traídos desde Talavera de la Reina.

Museo provincial de Ciudad Real

Cerca de allí encontramos el Museo provincial de Ciudad Real, en el edificio que antiguamente estaba dedicado al casino y donde hoy se puede disfrutar de la historia de la ciudad. Ese edificio tiene una singular historia ya que las autoridades hacían la vista gorda ante las actividades de juego que había en su interior, por lo que los responsables ponían a las salas nombres que nada tenían que ver como “sala del crimen” o la de “los señores del puro”.

Puerta de Toledo

Terminamos este recorrido en la Puerta de Toledo, el único resto en pie del Real Alcázar de Ciudad Real y que se remonta al siglo XIV. Es la única de las ocho puertas que se conservan de la antigua muralla, pero bien merece una visita para entender la grandeza de esta histórica capital manchega.

Ahora que ya sabes qué ver en Ciudad Real, prepara las maletas para disfrutar de uno de esos destinos poco conocidos de nuestro país, pero que te sorprenderá en cuanto llegues. Además, podrás disfrutar de una magnífica gastronomía y tapear por sus calles mientras conoces la ciudad a fondo. Tus papilas gustativas te lo agradecerán.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan