Qué ver en Gran Canaria

14 abril | 2021 | Eva Abal Una idea un viaje

Si vas a visitar la isla y aún no sabes por dónde empezar ni qué ver en la isla, te hemos preparado una ruta de norte a sur para que no te pierdas nada

Gran Canaria es un destino ideal para hacer una escapada de fin de semana, pero también para pasar varios días o semanas de vacaciones alquilando un coche y dedicándose a recorrer la isla. Además, una de las grandes ventajas es que el clima acompaña prácticamente en cualquier época del año, lo que hace de la isla un lugar perfecto para disfrutar de los paisajes, las playas y el clima.

El norte de Gran Canaria

El primer día lo vamos a dedicar a explorar el norte de Gran Canaria. La zona norte no es tan turística y hay playas de arena negra muy bonitas, aunque para llegar a las mejores hay que caminar un buen rato.

Antes de ir a la playa hay que visitar el pueblo interior de Teror
, una preciosa localidad catalogada como Bien de Interés Cultural que hay que visitar sin prisa para descubrir todos sus encantos. La calle Real de la Plaza es la más conocida gracias a sus casas de diferentes colores, pero no nos podemos olvidar de pasar por la Basílica del Pino donde se encuentra la Virgen del Pino, la patrona de la isla.

La siguiente parada es Firgas, un pueblo conocido como la villa del agua que está situado en lo alto de una montaña y que es famoso por dos de sus calles. El Paseo de Canarias cuenta con cuadros gigantes en el centro de la calle que representan a cada una de las siete islas canarias, mientras que el Paseo de Gran Canaria es una calle con una cascada en el centro y donde se pueden ver los escudos heráldicos de cada municipio de la isla.

Ir al pueblo pesquero de Agaete es una obligación, en concreto al Puerto de las Nieves. Allí también encontraréis unas piscinas naturales preciosas. Si hace calorcito son ideales para darse un buen baño antes de comer. ¿Y para comer? En Agaete hay unos sitios muy buenos para comer pescado fresco, calamares, chipirones, etc. Mi favorito se llama Las Nasas y si vais a ir es mejor reservar.

La siguiente visita del día nos lleva a Arucas, una población famosa por el ron miel, las plantaciones de plátanos y la bonita iglesia neogótica de San Juan Bautista. Después de pasear por sus calles llenas de colorido y de ver otros lugares de interés como la Casa de Gourié, es momento de coger el coche por la costa (las vistas son muy chulas) hasta llegar a Las Palmas.

Las Palmas, mucho que ver

Las Palmas, capital de la isla, es una ciudad llena de vida y a la que le podéis dedicar, sin duda, un día entero. Como visitas recomendadas está dar un paseo por la playa de las Canteras, en la zona del Auditorio Alfredo Kraus (podéis aparcar en el centro comercial Las Arenas), y los barrios de Triana y Vegueta (casco antiguo), perfectos para tomar algo, pasear e ir de compras. A pesar de sus 380.000 habitantes, es una ciudad relativamente fácil para caminar de visita.

En el barrio de Vegueta encontramos la Catedral de Santa Ana y disfrutaremos paseando por sus calles adoquinadas, por la colorida Calle de los Reyes Católicos o por las plazas de Santo Domingo o de Santiago Abad. En el barrio de Triana destaca la Calle Mayor, llena de edificios modernistas, y también la Calle del Cano, en la que nació Benito Pérez Galdós. Triana es más comercial, aunque en ambos barrios descubrirás pequeñas plazas con mucho encanto y rincones por los que perderte.

Por supuesto, Las Palmas también tiene su propia playa, Las Canteras, cuyo paseo marítimo es el epicentro de la capital. Está considerada como una de las mejores playas urbanas del mundo y a lo largo de sus 3 kilómetros de longitud encontrarás turistas y canarios a partes iguales tomando el sol durante todo el año. Y si eres amante del surf no dudes en coger el coche y acercarte a la playa de Confital, apenas a 10 minutos del centro de la ciudad, y donde se cogen las mejores olas de la isla.

El centro de la isla, impresionante

Si el primer día lo dedicamos a explorar el norte de Gran Canaria, vamos a dedicar otro a la zona centro. Aunque en todas las Islas Canarias la temperatura media suele ser ideal a lo largo de todo el año, lo cierto es que por la zona centro es recomendable abrigarse un poco y no fiarse de la temperatura en otras zonas, ya que el clima en Gran Canaria varía mucho de unos sitios a otros.

El Roque Nublo es uno de los lugares más emblemáticos de la isla. Podéis aparcar el coche en la carretera e ir caminando por los senderos señalizados hasta la base del pedrusco (hay como media hora para ir y media hora para volver). La experiencia vale la pena porque no solo es uno de los puntos más altos de la isla, sino que las vistas son impresionantes desde allí arriba y muchas veces se llega a ver el Teide.

A muy pocos kilómetros se encuentra el Pico de las Nieves, el punto más alto de Gran Canaria con 1949 metros, aunque el Morro de la Agujereada, dentro del propio Pico de las Nieves, alcanza los 1.956 metros. Y muy cerca de estos dos lugares hay dos localidades que merecen la pena visitar.

El pueblo de Artenara ofrece unas vistas muy chulas a los barrancos que no hay que dejar pasar. En este pueblecito se encuentra el restaurante mirador La Cilla, que está como en una terraza colgante y donde se come muy bien y barato, en especial la carne. Tejeda, por su parte, es uno de los pueblos más bonitos de España. Un pueblo blanco en mitad de las montañas que hay que degustar paso a paso para disfrutar de los maravillosos espacios naturales que lo rodean.

Antes de partir rumbo al sur, una última parada en la Reserva Natural Integral de Inagua. Los amantes de los coches y la conducción estamos de enhorabuena porque las estrechas y sinuosas carreteras de este enclave natural nos servirán para llegar hasta sus espectaculares barrancos, que se pueden ver perfectamente desde los miradores que irás encontrando a pie de carretera.

El sur y sus playas espectaculares

La zona sur de la isla de Gran Canaria es muy turística, tenedlo en cuenta. Allí tenéis la Playa del Inglés y Maspalomas, que es bonita para pasear por las dunas y dar una vuelta hasta el Faro de Maspalomas. Esas dunas están catalogadas como reserva natural especial y ofrecen uno de los paisajes más características de la isla.

Desde allí se llega fácilmente a Puerto de Mogán, un espectacular pueblo blanco con unas casas decoradas con flores que son muy características. Aunque podría pasar perfectamente por uno de los típicos pueblos blancos andaluces lo cierto es que es uno de los destinos más visitados de la isla como Puerto Rico, otro enclave con mucho encanto. En este último te recomendamos comer el pescado fresco que ofrecen en la cofradía de pescadores.

¿Y para comer? Extra gastronómico: para comer o cenar un día podéis ir a las Cuevas de Guayadeque (recomendable ir cuando todavía haya luz). Están hacia el interior en un sitio un poco perdido en medio de un barranco (45 min pasando por Agüimes y desde Playa del Inglés). Muy cerca de allí podéis dar un paseo y llegar a la ermita de Guayadeque, también dentro de una cueva, o llegar hasta las pasarelas que hay por una de las laderas del barranco.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan