Rebufo, ¿en qué consiste?

4 marzo | 2021 | Goodyear

Rara es la competición del motor donde no se pronuncie la palabra rebufo, pero ¿qué significa ir a rebufo? En Goodyear te explicamos su funcionamiento

Los amantes del motor están acostumbrados a disfrutar con las frenadas, las trazadas de los pilotos y, sobre todo, los adelantamientos. Para conseguir superar a los rivales en la pista, los pilotos utilizan constantemente el rebufo, una palabra que todos los comentaristas utilizan y que tenemos interiorizada en el argot, pero que no todo el mundo conoce su significado y que vamos a tratar de explicar de forma sencilla.

Cuando caminamos, corremos o nos desplazamos en un vehículo a motor, estamos enfrentándonos a una fuerza del aire más o menos intensa. Cuanto mayor sea nuestra velocidad, más resistencia encontraremos en el aire y, por esa razón, los vehículos de carreras siempre han buscado formas de que esa resistencia fuera lo menor posible. Por eso, la aerodinámica es tan importante en las competiciones de motor, ya que se busca arañar milésimas adaptando los coches para que sufran el menor retraso posible.

Sin embargo, es importante saber que esa resistencia desaparece a la espalda del vehículo que circula frente el aire. Es decir, si estamos viendo una competición de Fórmula 1 y vemos que dos monoplazas van más o menos cerca, el primero está enfrentándose de lleno a la resistencia del viento, mientras el segundo tratará de acercarse todo lo posible a la estela del coche que le precede para evitar esa resistencia. Eso es el rebufo.

El rebufo se produce por la retroalimentación entre dos corrientes de aire. Esto implica que la resistencia al aire se concentra en el frontal del coche, siempre hablando de Fórmula 1, mientras que en la zona posterior esa resistencia desaparece. Por eso, el vehículo que va por detrás puede acercarse más al que le precede y necesita menos potencia para ir a la misma velocidad ya que el primer monoplaza le está quitando el viento de frente. Y esa es la causa de que la mayoría de los adelantamientos en pista se produzcan aprovechando el rebufo.

Competición

Cómo adelantar con el rebufo

Elegir el momento adecuado para adelantar al vehículo que nos precede en una carrera es fundamental para el éxito. Lógicamente, cuando ese segundo monoplaza se salga del rebufo para adelantar, se encontrará de frente el mismo aire que está soportando el primero. Pero como estaba utilizando menos potencia que su rival gracias a que este le quitaba el viento de frente, podrá utilizar esa potencia para superar a ese vehículo y adelantarlo con más o menos facilidad.

El rebufo es muy útil, sobre todo en grandes rectas que es donde se alcanza la mayor velocidad de una carrera. Sin embargo, hay que dominar esta técnica para no sufrir un susto durante la carrera. Elegir el momento adecuado, sin estar demasiado cerca y provocar un accidente o demasiado rápido y no poder superar al rival, es imprescindible para adelantar con éxito.

Además, si no se elige el momento justo se corre el riesgo de salir desplazado violentamente por el viento y sufrir un accidente o, como mal menor, perder algunos segundos de distancia sobre el coche que queríamos adelantar.

Por no hablar de una situación en la que varios coches sigan la estela del primero. En ese caso, cuando el segundo trate de adelantarlo, los demás pueden seguir su estela y aprovecharse al mismo tiempo de su rebufo, por lo que podrían superarlo al final de la recta en la que esté adelantando.

Camiones Goodyear

Los peligros del “aire sucio”

Pero la competición no es fácil y el rebufo puede presentar algunos problemas. El más importante es el del “aire sucio” y puede ser muy peligroso por dos razones: la primera es por las turbulencias que se pueden encontrar los pilotos que se acercan demasiado a un coche y no es capaz de superarlo. Si tiene que ir tras él en varias curvas, esas turbulencias provocarán que no pueda seguir la misma trazada que su rival y se perderá algunas décimas.

La segunda tiene que ver con los frenos y los neumáticos. El aire que recibe el coche que va por detrás es más caliente que el del monoplaza que le precede y eso provoca que tanto los frenos como los neumáticos pierdan rendimiento por el sobrecalentamiento. En ese caso, que se produce si se está mucho tiempo a rebufo de otro coche, al perseguidor no le quedará más remedio que dejar un poco de espacio entre ambos para que su coche vuelva a estar al cien por cien antes de volver a intentar otro adelantamiento.

El rebufo toma parte en todas las competiciones de coches, pero también en las de motociclismo o en el ciclismo, donde es habitual ver al pelotón en fila cuando se circula a gran velocidad. Es una técnica que hay que saber dominar a la perfección en cualquiera de los deportes en los que se emplea, pero que es el principal método de adelantamiento y lo que permite que el espectáculo del motor brille en cada prueba.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan