Circuito Spa Francorchamps: qué debes saber

27 enero | 2021 | Goodyear

El circuito de Spa Francochamps es uno de los más míticos en las competiciones del motor. En Goodyear te contamos su historia y todos los detalles

Un trazado largo y centenario en el centro de Europa, situado en uno de los enclaves más bellos del Viejo Continente, rodeado de bosques extensos y colinas y con un mini clima que asegura lluvia constante pero impredecible. Estas son algunas de las razones que convierten a Spa-Francorchamps en uno de los circuitos de carreras preferidos por los pilotos y los aficionados a la Fórmula 1.

Ideado por un periodista y el jefe de la Comisión Deportiva del Real Automóvil Club de Bélgica, el trazado de las Ardenas se inauguró en 1922 uniendo las carreteras que conectaban Malmedy, Stavelot y Francorchamps. El circuito original tenía una longitud de 14120 kilómetros y no se redujo a la mitad hasta 1979, principalmente por cuestiones de seguridad. Sigue siendo a día de hoy el circuito más largo del campeonato con 7004 kilómetros.

Un poco de historia

El primer Gran Premio de Bélgica se disputó en 1925 en este mismo circuito y el ganador fue Antonio Ascari pilotando un Alfa Romeo. En 1950, el Gran Premio de Bélgica se convirtió en una prueba válida para el recién creado campeonato de Fórmula 1 y en esa primera ocasión Juan Manuel Fangio, también a los mandos de un Alfa Romeo, se hizo con la victoria.

Spa siempre ha sido un circuito muy rápido y donde se han producido muchos accidentes graves. La razón es que los pilotos cada vez alcanzaban velocidades más altas en un circuito que, salvo por algunas pacas de heno colocadas estratégicamente, era muy poco diferente al de las carreteras normales utilizadas por el público. Si a esto le añadimos el mini clima del circuito, donde en una parte puede llover y en otra salir el sol, no es de extrañar la larga lista de pilotos fallecidos: en 1958 Archie Scott-Brown murió en la misma curva que lo hizo unos años antes Dick Seaman; Chris Bristow y Alan Stacey murieron en el Gran Premio de 1960, mientras que a finales de aquella década fallecieron otros cuatro pilotos: Eric de Keyn y Wil Loos en 1967 y, poco después, Tony Hegbourne y Leon Dermier.

Vista del circuito spa

Incremento de las medidas de seguridad

En 1969 los pilotos boicotearon el Gran Premio de Bélgica al comprobar que las medidas de seguridad seguían sin implementarse. En 1970 ya se colocaron barreras de protección alrededor del circuito y se instaló una chicane en Malmedy. A pesar de estos esfuerzos, tras el gran premio de 1970, Spa fue clausurado por la cruzada iniciada por la Asociación de Pilotos y no volvería a formar parte del circo de la Fórmula 1 hasta 1985. Se siguieron disputando otras carreras, pero a pesar de las mejoras en seguridad la negra estadística seguía creciendo: dos muertes en 1971, una en 1972, tres en 1973 y otras dos en 1975.

En 1979 se decidió recortar el circuito de 14 kilómetros y dejarlo solo en la mitad, aunque se respetaron las más famosas curvas del circuito:  Eau-Rouge, Rodillon, Les Combs, Malmedy, Stavelot o las Sources.

Curvas míticas y grandes nombres

Spa está considerado como uno de los escenarios míticos en la Fórmula 1 y lo es principalmente por dos motivos: su peculiar trazado y los grandes nombres que han corrido por el asfalto belga. Probablemente, Eau-Rogue y Radillon son las curvas más famosas del circuito y una de las mejores de cualquier circuito del mundo. Ayrton Senna afirmaba que hablaba con dios cuando trazaba a fondo esa curva.

Los grandes nombres que han triunfado en el circuito belga han engrandecido sin lugar a dudas la leyenda de Spa. Michael Schumacher es el dominador absoluto con 6 victorias, seguido muy de cerca por Ayrton Senna y Jim Clark con cinco y cuatro victorias respectivamente. De la parrilla actual, Kimi Raikkonen y el británico Lewis Hamilton acumulan cuatro triunfos y se acercan al mito alemán.

Llama poderosamente la atención que en la Fórmula 1 reciente hay un gran nombre que no ha ganado nunca en Spa: Fernando Alonso. El asturiano venció en Fórmula 3000 y hasta en dos ocasiones en el WEC. Con su esperado retorno a la Fórmula 1, Fernando Alonso tiene la ocasión de aprobar esta asignatura pendiente. En cuanto a las escuderías, Ferrari y McLaren con 14 y 12 victorias respectivamente son los claros dominadores. El tercer equipo con más triunfos es Lotus, con solo cinco.

El próximo 29 de agosto se celebrará el GP de Bélgica en Spa-Francorchamps, un circuito sinónimo de emoción y buenas carreras. Su asfalto ha sido testigo de batallas épicas durante casi 100 años entre los mejores pilotos de la historia y este año cuenta, además, con el aliciente de la vuelta de Fernando Alonso. Un cóctel explosivo que ningún aficionado al motor debería perderse.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan