Tradiciones de carnaval en España: qué no te puedes perder

15 febrero | 2021 | Goodyear

¿Eres un enamorado del carnaval? Este año te proponemos un viaje virtual por sus curiosas tradiciones

Los carnavales son una de las fiestas más populares y diversas de España. Por suerte, cada región de nuestro país presenta variedades en la manera de celebrarlo, algo que juega en favor de nuestra diversidad. No es igual la manera en la que lo festejan en Santa Cruz de Tenerife que como lo hacen en Galicia, pero lo que está claro es que todas las provincias en las que el Carnaval es importante merecen una visita. Si quieres conocer los mejores carnavales de España, realiza este viaje virtual con nosotros. ¡Y ve planeando ya los carnavales de 2022! Será nuestro año. Mientras, repasamos algunas de las tradiciones de carnaval que nos debes olvidar.

Los historiadores no se ponen totalmente de acuerdo en el origen exacto de esta festividad, aunque la mayoría sostienen que su nacimiento hay que buscarlo en las fiestas paganas que se celebraban en el período romano. De lo que no hay duda es que la característica común es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol.

En España, el carnaval está documentado desde la Edad Media y es resultado de la suma de diferentes fiestas paganas asociadas a las celebraciones cristianas, en este caso, a la Cuaresma (exactamente la celebración del carnaval marca la última oportunidad para disfrutar de alimentos cárnicos y de celebraciones antes del Miércoles de Ceniza, día que marca el inicio oficial del periodo previo a la Semana Santa).

La fecha de celebración cambia cada año y viene determinada por las fechas en las que se celebra la Pascua, que a su vez está relacionada con el calendario lunar. El domingo posterior a la primera luna llena después del inicio de la primavera en el hemisferio norte es el Domingo de Pascua (o de Resurrección). La Semana Santa está precedida por los 40 días de la Cuaresma, entre el Miércoles de Ceniza y Jueves Santo (los domingos no se incluyen). Así, el carnaval se celebra en los días previos a ese Miércoles de Ceniza.

Cada zona de nuestro país enfoca el carnaval de una manera con matices diferentes y hablar de todas sería casi imposible, por lo que vamos a hacer un repaso por las tradiciones más emblemáticas y las máscaras más representativas.

Entierro de la Sardina

El entierro de la sardina

Esta tradición es común a todas las celebraciones carnavaleras y tiene lugar al finalizar el periodo de fiesta, como punto y final a una festividad en la que la tradición y la crítica mandan. Se trata de un desfile que parodia una procesión fúnebre y que finaliza con la quema de la sardina, símbolo del enterramiento del pasado y la llegada de la primavera y la renovación. El entierro de la Sardina es una tradición común en la geografía española y en muchos países latinoamericanos. Como curiosidad, en Murcia lo celebran la semana posterior a la Semana Santa, porque representa el triunfo de Don Carnal sobre Doña Cuaresma. El programa de festejos incluye desfiles de carrozas y la quema de una gran falla en forma de sardina gigante. Esta fiesta está declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Jueves lardero

Como despedida de la carne que, recordemos, según la tradición cristiana no se puede tomar durante la Cuaresma y la posterior Semana Santa, existe el jueves lardero. En diversas regiones de España, la costumbre es reunirse, en el campo si puede ser, para comer carne de cerdo, chorizos y huevos o tortilla, todo ello acompañado del clásico hornazo (bollo hecho con manteca y relleno de diversas carnes). La festividad, surgida en tierras castellano-aragonesas, se celebra el jueves antes del carnaval como pistoletazo de salida de las celebaciones y aunque tiene diferentes variantes el denominador común es el mismo. En Cataluña, el jueves lardero se conoce como “dijous gras” (“el jueves graso”); en Soria, el refrán “jueves lardero, chorizo entero” lo resume todo; en La Rioja se llena de “bollos preñaos, culecas rellenas de chorizo y otros tipos de carne y en Albacete se conoce como “Día de la mona”.

Chirigotas y comparsas

En los carnavales de Cádiz o Tenerife nos encontramos este tipo de agrupaciones. En Cádiz la tradición manda convertir el carnaval en fiesta y sátira, por eso las chirigotas cantan por las calles o en espacios cerrados coplas satíricas y humorísticas sacando punta a la actualidad política, deportiva o social. Las comparsas en el Carnaval de Tenerife son muy diferentes: un desfile que incluye tanto baile, como música y disfraces. El Kazoo o Mirlitón es un instrumento usado desde principios del siglo XX por las comparsas, chirigotas y cuartetos en el Carnaval de Cádiz y de Tenerife y su sonido es una de las características del carnaval.

Chirigotas de Cádiz

Murgas

En ciudades como Badajoz, Cádiz o Tenerife también se desarrollan las llamadas murgas, que no es otra cosa que un género teatral inspirado por las chirigotas. En las murgas se mezcla teatro satírico con música y suele ser una denuncia social o crítica en tono de humor de los eventos pasados. En sus inicios, esta tradición era monopolizada por hombres adultos, aunque ahora hay murgas femeninas e infantiles.

Reinas de Carnaval

En Santa Cruz de Tenerife, el punto álgido de la celebración es la elección de la reina de los carnavales. Aquí, las participantes se visten con coloridos y vistosos vestidos, que pueden llegar a pesar 200 kilos, para convencer al jurado de su belleza y elegancia y servir de representante de la alegría y pasión de los tinerfeños en estas fiestas.

Pantalla

Xinzo de Limia, en la provincia de Ourense, tiene un carnaval único, que le hace acreedor del título de Fiesta de Interés Turístico Nacional. El gran protagonista de esta fiesta es la figura de la “Pantalla”, un personaje de gran vistosidad cuya presencia y máscara simbolizan el carnaval de la zona. Salen por primera vez el Domingo Corredoiro, domingo anterior al carnaval, y su misión es vigilar que todo el mundo vaya disfrazado. Quien no cumpla este mandamiento puede que pase momentos incómodos e, incluso, le toque invitar a una ronda a las pantallas.

Cigarrón

También en Ourense, pero esta vez en Verín, el Carnaval tiene como protagonistas a los “cigarrones”, la máscara más tradicional y emblemática de la comarca de Monterrei. Los cigarrones son personajes míticos del entroido de Verín, uno de los vértices del conocido como triángulo máxico. La leyenda lo describe como cobrador de impuestos y como levantador de caza de los Condes de Monterrey, señores del Valle de Verín. En la actualidad, es una de las figuras del entroido en Ourense con su característico traje, que puede llegar a pesar en torno a los 25 kilos, sus chocas y la zamarra o látigo del que pende un pellejo de piel.

Entroido en Verín

Guerra de hormigas

En Ourense no hay dos sin tres y muy cerca de Verín encontramos la localidad de Laza. Aquí los protagonistas del carnaval son los “peliqueiros”, unos personajes que llevan trajes tan elaborados como pesados, similares a los de los cigarrones, y coronados con una mitra en la cabeza con motivos animales. Su labor es recorrer las calles con un látigo o fusta con el que azotan a todos aquellos que no se disfrazan de carnaval. Pero si hay algo que sorprende al visitante son las guerras de hormigas. Los vecinos se pasan semanas localizando los hormigueros y los días previos al ‘Luns Borralleiro’, salen al monte para hacerse con su botín. Las tienen un par de días encerradas en sacos y remojadas con azúcar o vinagre “para que se enrabieten” y, llegado el día de la fiesta, se las lanzan unos a otros o bien buscan a turistas despistados para que sufran en sus carnes los picotazos de los insectos. Una tradición de lo más curiosa.

Suelta de la Mussona

El Carnaval de Águilas es, junto a los de Tenerife y Cádiz, los únicos de toda España que están considerados como Fiesta de Interés Turístico Internacional. En esta localidad murciana, uno de los momentos álgidos de la fiesta es la suelta de la Mussona, una figura, mitad humana mitad animal, que asusta a mayores y pequeños, mientras estos tratan de hacerle enfadar.

Cornelio Zorrilla Carnaval 

El de Bielsa, en Huesca, es uno de los carnavales más conocidos de Aragón. Ahí, por encima de todos, destaca Cornelio Zorrilla Carnaval, un personaje de paja que, cada año, resucita coincidiendo con estas celebraciones. Después de ser colgado en la fachada del ayuntamiento durante todo el carnaval, es juzgado y, por supuesto, condenado, ya que a él se le culpa de los males que sucedan en la comarca durante todo el año. Pero, además, hay otros personajes curiosos que hay que conocer: las trangas, mozos solteros que se visten con un disfraz mitad hombres, mitad animales; las madamas, las mozas solteras que simbolizan la pureza y a quienes se ronda en sus casas; los onsos y los domadores, el amontato, la garreta y el caballet completan un elenco que convierte a este carnaval en uno de los más famosos del país.

Los Zamarrones

Polaciones, en Cantabria, ha conseguido convertirse en el referente regional para celebrar el carnaval. Ahí tienen una importancia especial los Zamarrones, unas figuras masculinas que recorren todo el valle, de pueblo en pueblo, practicando el “sabaneo” a las mozas solteras. Se trata de salpicarlas de barro y agua gracias a un saco que llevan atado a un palo y al que denominan “zamárganu”. La moza que reciba el mayor sabaneo será considerada como la más afortunada del carnaval.

Zamarrones

Los Jurramachos

Montanchez es una pequeña localidad extremeña conocida por la calidad de sus jamones… y por su carnaval. De hecho, presume de ser uno de los más antiguos de España y no ha dejado de celebrarse durante siglos. Aquí, el personaje principal es el Jumarracho, un disfraz que se ponen muchos de los habitantes Montanchez y que consiste en vestirse con máscaras, trapos y todas las ropas viejas que se encuentren para no ser reconocidos. Incluso son muchos los que utilizan las mallas de los jamones para pasar desapercibidos. Los Jumarrachos cambian su voz y hasta su forma de andar para confundir a sus amigos y, amparados en su disfraz, infunden el miedo entre mayores y pequeños. Aunque salen a la calle cada día de carnaval, la jornada más importante es la del sábado, cuando se nombra tanto al Jurramacho Mayor como al Jurramachino Menor.

El baile del Rondón

Los habitantes de Cebreros, en la provincia de Ávila, llevan más de dos siglos celebrando el carnaval. Durante todo ese tiempo han sabido disfrutar de esta fiesta, incluso cuando se prohibió durante la dictadura: en esa época, los vecinos cambiaron sus disfraces por el luto, reuniéndose de forma privada en casas para bailar y beber. Pero si hay algo que caracteriza a estos carnavales es el baile del Rondón: tiene lugar las tardes del domingo, lunes y martes de carnaval en la Plaza de España: la banda municipal pone la música con una jota popular y se forma un corro en parejas de dos, uno frente a otro. A partir de ese momento, hay que bailar la típica jota cebrereña durante aproximadamente dos horas y sin parar.

España es un país en el que el carnaval, con todas sus caras y sus tradiciones, tiene un profundo arraigo y en el que se puede disfrutar de maneras muy diferentes, incluida la gastronomía.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan