Turismo en Chinchón: descubre su anís y sus plazas

29 mayo | 2015 | Goodyear

Te presentamos nuestra pequeña guía de turismo para visitar Chinchón, un municipio madrileño famoso por su anís y sus bonitas plazas.

Al hablar de Chinchón seguramente te venga a la mente una imagen muy característica del municipio: su plaza mayor. Una plaza de la Edad Media, con una arquitectura popular que consta nada menos que de 234 balcones de madera. Si te animas a contarlos, necesitarás la misma paciencia que para contar los arcos del acueducto de Segovia, así que a Chinchón hay que ir sin prisa, por si te da por aplicar las matemáticas y sumar. No obstante, siempre tendrás una excelente recompensa al esfuerzo en cualquiera de sus mesones. ¡Nada que una buena comida tradicional no pueda compensar!

Pero aunque sea conocido principalmente por esa gran plaza, considerada una de las más bonitas del mundo, Chinchón es mucho más que eso porque no le faltan atractivos turísticos para pasar unos días lejos del tumulto de la ciudad, bien en familia, con amigos o en pareja.

Si te fascina la arquitectura y eres de los que buscan siempre alojarse en un sitio ya no sólo especial, sino característico del lugar donde te encuentras, estás de suerte. Es por todos conocido el prestigio de los Paradores Nacionales. Si no lo sabías, éste es uno de los puntos privilegiados de España que cuenta con uno de ellos. Se trata del que en su día fue la residencia de los monjes Agustinos, un monasterio que a día de hoy es, como te decíamos, una de las mejores opciones de alojamiento en la zona.

La Torre del Reloj fue lo único que se salvó durante la guerra de la Independencia cuando se destruyó la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, ubicada en este lugar. De ahí el dicho de “Chinchón tiene una torre sin iglesia y una iglesia sin torre”.

Para completar el circuito turístico por este encantador destino, no dejes de visitar el Teatro Lope de vega, de 1891 o la Casa de la Cadena, del siglo XVII. Y para culminar tu paso por aquí, dos castillos: el de Casasola (siglo XV) y el de los Condes (también del siglo XV), que se utilizó por última vez como fábrica de licores. Curioso, ¿no?

Entre sus fiestas más populares destaca el carnaval, en que las calles y plaza se visten de medievales. Los puestos artesanos invaden Chinchón, recreando también actividades de la época, así como la gastronomía. En cuanto a productos típicos de la zona, los más demandados son el anís, el aceite, el vino y los quesos.

Si buscas viajar al medievo sin que los kilómetros supongan una barrera, en Chinchón esto es posible.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan